Recetas

Receta de Alitas de pollo CUK en escabeche

Receta de Alitas de pollo CUK en escabeche

Soy gran forofa de los escabeches. Además de estar muy ricos, que es lo fundamental, son facilísimos de hacer, no necesitan tener ningún arte culinario y los podemos preparar en grandes cantidades porque no solo duran mucho, sino que los podemos consumir en frío. Por eso hoy traemos al blog unas deliciosas alitas de pollo CUK en escabeche. Probadlas porque os van a encantar.

 

Elaboración

Cubrimos una cazuela con parte del aceite para freír las alitas de pollo. Calentamos a fuego vivo y freímos todas las alitas, previamente saladas; lo ideal es que se doren enseguida, quedando algo crudas por dentro. Las vamos sacando y las reservamos.

En el mismo aceite ponemos la cebolla o cebolleta cortada en rodajas y la pochamos a fuego bajo, hasta que casi esté transparente. Entonces añadimos la zanahoria en rodajas y los ajos, enteros y sin pelar. Mientras se sofríen puede que se desprenda alguna piel de los ajos, la quitaremos después sin problemas.

Cuando las verduras estén bien sofritas agregamos la pimienta y el tomillo; le damos unas vueltas al sofrito para potenciar los aromas de los condimentos.

Devolvemos las alitas a la cazuela y agregamos los ingredientes que faltan: el aceite restante, el vinagre, el vino blanco, el agua, el laurel y algo más de sal para los jugos. Las alitas deben quedar cubiertas casi del todo con estas cantidades. Calentamos suavemente y cocemos a fuego bajo unos 25 minutos.

Acabada la cocción, rectificamos de sal el jugo del escabeche si fuera necesario. Los escabeches, al igual que los platos de cuchara, ganan con el reposo, así que si sois capaces de conteneros os recomiendo que dejéis reposar el escabeche a temperatura ambiente (a no ser que sea pleno verano) por lo menos todo un día. El pollo se impregna de todos los sabores y gana con el tiempo.

Tened en cuenta que el escabechado era un método para conservar los alimentos, así que podéis consumir estas alitas de pollo CUK en escabeche a lo largo de varios días, aunque manteniéndolas siempre refrigeradas, tampoco nos vamos a arriesgar. Acompañadas de una buena ensalada son un plato completo y maravilloso.

Ingredientes

  • ¾ kg de alitas de pollo
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 100 g de zanahoria
  • 10 dientes de ajo
  • 1 pizca de tomillo
  • Granos de pimienta al gusto
  • 6 hojas de laurel
  • 125 g de aceite de oliva virgen
  • 100 g de vinagre de Jerez
  • 75 g de vino blanco
  • 500 ml de agua
  • Sal al gusto

Compartelo

Visitas

5558